miércoles, 25 de noviembre de 2015

Travesura

En el rincón de los juegos pintó una muñeca con rayas de color rojo. Luego, con otro muñeco, empezó a darle golpes. La maestra se acercó, cogió los juguetes y miró a la niña que, arrepentida por lo que había hecho, bajó la mirada.

Unos minutos más tarde llamaron por teléfono a su mamá, quien llegó durante el recreo. Tras la ventana del aula, la niña lloraba al ver que su madre también lo hacía mientras hablaba con la directora.

Unos días después su papá tuvo que marcharse de casa. Y, aunque estaba tan contenta como su mamá, no sabía por qué habían castigado a su padre por la travesura que cometió ella en la escuela.

1 comentario:

  1. Gran microrrelato y justo ganador. Enhorabuena.

    ResponderEliminar